Blog Detail

El parabrisas

21 Oct 14
david
No Comments

Precaución con nuestro Parabrisas.

 

En muchas ocasiones me encuentro en el taller con impactos en las lunas de los vehículos.

Tras comentar con los clientes dichos impactos, me comentan que no saben que hacer con ellos. En la mayoría de los casos estos impactos se pueden reparar en vez de esperar y sustituir la luna.

La dejadez, implica en muchos casos que una simple reparación de media hora, se transforme en una reparación más complicada y de mayor coste.

El impacto al que damos tan poca importancia, por motivos de vibraciones o cambios de temperatura puede transformarse en una grieta que corre a lo largo del parabrisas sin ser posible su reparación.

Otra de las razones para reparar, en vez de sustituir, es que al reparar no tocamos en cristal original, manteniendo su dureza original y su sellado, hay casos constatados en EE.UU, en los que una mala manipulación y colocación, han causado victimas (video) http://www.youtube.com/v/EjvdcXvE-rI?version=3&hl=es_MX.

Otra de las razones es la ecológica, al no sustituirlo, no producimos desechos innecesarios.

 

¿Como saber si nuestro cristal debe sustituirse?

 

Bien, siempre que nuestro impacto, no entre dentro de las zonas no reparables o no cumpla las condiciones se puede reparar.

 

Como se puede apreciar en el dibujo si el impacto, no se encuentra dentro del campo de visión del conductor, o a una distancia inferior a seis centímetros del borde del cristal y su diámetro no es superior a una moneda de dos euros, se podrá reparar el impacto.

4

Para reparar nuestra luna, deberemos comunicárselo al seguro y este nos pondrá en contacto con alguna compañía que nos reparara la luna.

Pensar que para el seguro, siempre será más barato reparar que sustituir, con lo que estará “encantados” de ayudaros.