Blog Detail

Cuando compramos una hipoteca

15 Feb 15
david
No Comments

¿ Que hacer cuando nos compramos un coche malo sin saberlo?.

 

Hace unos pocos días llegó al taller un coche en grúa, no arrancaba, aparentemente no tenia nada grave, el cliente lo había dejado aparcado junto a casa y al ir a usarlo al día siguiente, el coche dijo que no arrancaba más. Tras hacer las pertinentes comprobaciones típicas, gasolina, chispa y batería, y estar todo correcto, empecé a darme cuenta que estaba ante una posible avería importante, efectivamente, al desmontar la tapa de balancines e intentar verificar los puntos de distribución, me di cuenta que el árbol de levas de admisión estaba roto, había roto todas las muñequillas, es increíble me dije, no puede ser que con 90.000 este coche así de buenas a primeras produzca esta avería. Una vez recuperado del susto, procedí a hacer el presupuesto de la reparación, la cual pasaba de los 4000 €, ahora viene lo más difícil, como explicas al cliente el desaguisado en el que se ha metido y lo más importante, como intentas convencerle que no ha sido por un problema suyo de conducción, si no que hay un montón de gente como él, que sufre el mismo tipo de problema.

Tras buscar el problema detectado por internet, te das cuenta de que tu cliente no es el único afectado por este problema, si no que incluso existe una web que reúne a un grupo de afectados por este problema y están juntándose para hacer fuerza y lograr presionar a la marca en cuestión para que se haga cargo del montante total de la avería. La tarea es ardua y complicada, pero espero llegue a buen puerto y la marca se haga cargo de la reparación de los motores afectados, cosa la cual veo complicado, pero espero que tengan suerte, y al igual que ya hemos tenido sentencias favorables contra los seguros, ahora también las tengamos contra los constructores.

Me vienen a la memoria unos cuantos casos de fallos contrastados y típicos en vehículos, a continuación voy a enumerar unos cuantos, los cuales he podido ver en el taller.

Fallo en la cadena de distribución, mariposas del colector de admisión que se sueltan y las tragan los motores doblando válvulas y torciendo bielas, desgaste excesivo en las muñequillas de las bielas del cuarto cilindro, produciendo perdida de presión de aceite en el circuito y posterior gripado del motor.

Fallos con el alternador, se recalienta, se pone en corto y hay que sustituirlo por uno nuevo, fallo en los inyectores, el coche deja de arrancar y hay que sustituirlos por unos nuevos, fallo en el pedal del freno en verano, con el calor se dilata y el coche queda frenado, fallos eléctricos varios, turbos frágiles, que se rompen con pocos kilómetros, etc., etc., como podéis ver el abanico de fallos es muy variado, y el montante de la factura de reparación también es variado, así que espero no os toque ningún muerto de este tipo, por que será un autentico problema

 

images-1   images Unknown-2Unknown-1