Madrid, 28 de marzo. A partir del próximo día 31, todos los nuevos vehículos de turismo y furgonetasque se homologuen (importante, que se homologuen, no que se fabriquen) deberán equipar obligatoriamente el sistema de llamada automática de emergencia conocido como e-call. El Parlamento Europeo trabaja en estos momentos en su implantación también en motos y vehículos pesados.

La llamada de e-call se activa automáticamente cuando se disparan los airbags, pero también puede ser activada manualmente por los ocupantes del vehículo pulsando el botón SOS (que equiparán los nuevos coches homologados).

El aviso llega de manera automática a los centros de 112 de cada país, con una información llamada MSD (conjunto mínimo de datos, que incluye coordenada de ubicación y tipo de vehículo). De manera automática se realiza una consulta al Registro de Vehículos de la DGT (ese en el que también podría estar el libro de mantenimiento digital y en que está la ficha completa del coche).  Automáticamente todos esos datos se transmiten por vía telemática a todos los servicios necesarios para la asistencia y se genera una incidencia en la DGT, que advertirá en los paneles informativos, por ejemplo y si procede, a otros conductores que puedan encontrarse  cerca del lugar del accidente.

El sistema e-call es compatible con otros servicios de ayuda implementados por algunos fabricantes de vehículos, pero la conexión con el 112 dará el máximo valor al sistema general de asistencia por encima de otras opciones.

Información www.comepa.org